malasia1.jpg

En esta segunda parte en el mercado callejero de Malasia podemos ver que hay diferentes platos para disfrutar y además hay bebidas. En este sentido debemos tener cuidado con las bebida que lleven agua, porque al agua de cualquier lugar suele contener algunas bacterias a las que no estamos acostumbrados los turistas, por lo que nos puede sentar muy mal. No se aconseja tomar bebidas que contengan agua en Malasia, sobre todo porque a los turistas el agua les suele sentar muy mal.

De todos modos se puede disfrutar de la comida tranquilamente y es un mercado callejero en el que los alimentos que están preparando parecen muy apetitosos y merece la pena poder probar algunos de ellos, para conocer nuevos sabores y demás. Es cuestión de atreverse a disfrutar de nuevas comidas y de poder experimentar la sensación de probar nuevos alimentos que nunca has probado, sobre todo en un lugar tan peculiar como es Malasia, con alimentos tan variados y diferentes. De seguro que las salsas y alimentos picantes no suelen faltar, que es algo muy típico de un país como es Malasia.

Merece la pena comprar alguna comida, que además de estar a buen precio, podremos disfrutar mucho de ella y conoceremos un poco más algo de la comida local. Es un mercado muy concurrido y por lo que se ve, se preparan muchos productos porque la demanda es alta, así que es cuestión de tener paciencia para disfrutar de alimentos que acaban de preparar y que los vemos hacer.

Foto|Hacerdecomer