malasia3.jpg

Malasia es un país fabuloso porque dispone de ciudadanos de etnias muy diferentes y aunque no se suelen mezclar entre sí, lo mejor es que conviven pacíficamente en un mismo país, que es al que pertenecen. Es ciertamente muy curioso que los viajeros se puedan encontrar una serie de malayos, chinos e indios, así que la mezcla cultural está asegurada y desde luego esto hace que podamos ver a una Malasia muy diferente, dependiendo del grupo étnico que nos encontremos.

Los malayos son lógicamente gran mayoría, ya que ocupan un 65% del total de la población del país en estos momentos y luego los chinos son los seguidos en cuanto a número de personas de una etnia, con un 25%, siendo muy minoritario los indios, con apenas un 10%. Malasia es por tanto uno de los países que tiene influencias directas dentro del país de estas dos etnias, que hacen que la cultura, gastronomía y la forma de pensar, sea muy diferente y se pueda disfrutar mucho de una Malasia muy diferente.

Estos tres grupos no se mezclan, pero conviven de una manera pacífica en el mismo país y cada uno tiene su comida, sus tradiciones y sus templos sagrados, algo que es sencillamente muy interesante conocer y que no sería posible en otro país. Esto en Malasia ocurre desde hace muchos años y la convivencia entre las diferentes etnias ha sido bastante pacífica por lo general, porque cada uno tiene su territorio propio y el resto respeta los territorios ajenos y todo lo que eso conlleva.

Foto|Blogs