8.jpg

Para los menos atrevidos o para quienes gustan de las emociones que proporcionan las grandes urbes, en Malasia no tendrá tiempo para el aburrimiento. En los casinos, siempre y cuando se vista de manga larga y corbata, podrá probar su suerte.

Si lo desea, en Kuala Lumpur puede acudir a las discotecas como la Copperfield en el Pan Pacific Hotel, el Club OZ en el Hotel Shangri-La, Luna Azul en el Hotel Equatorial, Fase 2 en Jalan Tun Razak o Estudio 30, entre otras muchas, para bailar hasta la madrugada.

Si usted se considera un buen cantante, en los karaokes como el Club Oriental en el Grand Continental (Jalan Belia) o el Club 10 en MCB Plaza (Changkat Raja Chulan), podrá ponerse a tono.

Si lo suyo son los salones de piano, le aconsejamos el Rama Lounge del Holiday Inn (Jalan Sultan Peneng) y el Aviarybar del Hotel Hilton (Jalan Sutan Ismail), sitios muy selectos, para las ocasiones especiales. Los que prefieran los bares tiene que encaminar sus pasos hacia Cee Jay’s, en Lorong Ramle, Riverbank, en el Central Market, Traffic Lights o Jalan Sultan Ismail.

Si es un cinéfilo apasionado, en Kuala Lumpur encontrará el salas de cine como Odeon, en Jalan Tuanku Abdul Rahman el Odeon Cineplex, en el Central Square el Catay, en Jalan Bukit Bintang el Capitol, y en Jalan Raja Laut el Coliseum. Los cines en Kuala Lumpur tienen diariamente cinco sesiones, desde la 1.00 de la tarde a las 11.30 de la noche.

Durante los últimos años se ha venido desarrollado un gran interés por el teatro en Kuala Lumpur. Los grandes hoteles estrenan periódicamente obras de teatro sobre tramas occidentales durante las cenas. Así mismo, existen también grupos de teatro local muy activos que ofrecen actuaciones de temas de actualidad local, asiática u occidental, a la vez que representan danzas y dramas basados en el folklore clásico malayo.

Si está interesado en alguno de estos eventos, en los principales periódicos encontrará la información necesaria. Los teatros más destacados son el Panggung Bandaraya (Jalan Raja), el Auditorio DBKL (Jalan Raja Laut), el British Council (Jalan Bukit Aman) y el MATIC (Jalan Ampang).

En algunos hoteles podrá disfrutar de piscinas climatizadas y en otros, podrá jugar a los bolos. Malasia, en definitiva, un lugar en el que el tedio y el aburrimiento son desconocidos.