6.jpg

Si usted es de los que gusta realizar largos paseos, la mejor hora para hacerlo es a primera hora de la mañana o en las tardes, ya que en las horas centrales del día hace demasiado calor, sin olvidar la humedad. Las colinas resultan un lugar ideal para pasear, siempre y cuando vaya provisto de un ligero jersey.

Malasia tiene aproximadamente 700 kilómetros de playas en la costa este, donde se puede gozar de toda la tranquilidad que se busca, incluidas las arenas a las que van a desovar las tortugas entre mayo y septiembre todos los años. Las islas más apartadas cuentan con magníficas playas y hermosos corales. Por otro lado, el país cuenta con numerosos senderos bien definidos por la selva.

En la región oeste de la península destacan las playas de Part Dicksen y Malaca. Sin embargo, son sus islas un paraíso, especialmente Pulau Pangkory Penang. Por el contrario, en Pulau Langkawi, las playas de Pantai Rhu y Pantai Tengah son un buen lugar para tomar el aire.

Para los amantes de la naturaleza, Malasia cuenta con numerosos Parques Nacionales, todos ellos con excelentes infraestructuras. Los más populares son el Taman Negara, en la Península Malaya, ideal para la pesca y para la observación de la flora y fauna, el Niah National Park, en Sarawak, tiene las cuevas más grandes del mundo, mientras que el Kinabalu National Park, en Sabah, cuenta con el Monte Kinabalu, excelente para los amantes de las ascensiones.

Para quienes quieran huir del calor y de la humedad, lo mejor es acudir a algunas de las Estaciones de Montaña. Le aconsejamos la de Fraser, construida sobre siete colinas, próxima a Kuala Lumpur y que dispone de varios bungalows, una preciosa cascada, campo de gol, un gran hotel y aire puro y fresco.