14.jpg

Malasia es una federación compuesta por la Península Malaya, dos provincias del norte de la isla de Borneo y varios archipiélagos de tamaños diversos, es un gran desconocido para el turismo español. Hace años que la gran mayoría de los viajes al Sudeste Asiático se reparten entre Tailandia y algunas islas de Indonesia, ignorando la existencia de este país considerado una especie de síntesis del continente asiático. Y es que Malasia, antigua colonia británica, engloba los tres grandes grupos étnicos y religiosos de Asia.

Recorriendo tranquilamente la calles de la capital (Kuala), pasas por delante de un mezquita con decenas de malayos rezando orientados de cara a la Meca, a pocos pasos te encuentras con un templo hindú ricamente decorado con figuras de los dioses indios, de las que sobresale Shiva y Ganesh… Sigues andando y observas como una anciana china y su nieto prenden un sahumerio en un pequeño santuario  budista con una imagen dorada de Buda. Finalmente, frente la hotel, de forma omnipresente, simbolizando la presencia europea en el país, se alza una iglesia anglicana con marcado estilo neogótico.

Joan Riera, Kuala Lumpur, agosto 2006

Los pueblos de Malasia

A pesar de su riqueza petrolífera y del ‘boom’ económico que está viviendo desde hace años, los diferentes pueblos que conforman la nación malaya siguen manteniendo sus tradiciones culturales, dominando diferentes áreas de la vida económica y política.

La mayoría de cargos políticos están en manos de malayos musulmanes, quienes se consideran los primeros habitantes del país, tras los ‘orang asli’, o ‘pueblos originales’. El campo de la economía está dominado por los chinos de religión cristiana, quienes se establecieron como mercaderes en las costas malayas desde hace varios siglos.

Por último, los ciudadanos de Malasia de origen indio, que llegaron con los ingleses en el siglo XIX como mano de obra barata, controlan gran parte del comercio local. De los trabajos menos remunerados se encargan algunos indios de castas bajas y, sobretodo, los inmigrantes indonesios que han llegado en los últimos años.