A pesar de los muchos cambios arquitectónicos de Malasia, lo que siguen permaneciendo igual es su clima, un clima muy peculiar, porque presenta una serie de variaciones importantes entre el día, la tarde y la noche. En primer lugar comentar que Malasia es un país que normalmente presenta unas temperaturas muy altas, por lo que es muy recomendable llevar ropa adecuada, porque de lo contrario pasaremos mucho calor, algo peligroso en ciertos momentos del día, donde se alcanzan temperaturas máximas.

lluvia-malasia.jpg

Durante la tarde asistiremos a las clásicas tormentas, que no son precisamente leves, sino que suelen ser tormentas donde llueve y mucho y es mejor estar muy bien resguardado para que no nos toque ninguna. Esta lluvia la pudimos ver en el GP de Malasia 2009, en el que tuvo que suspenderse la carrera por la poca visibilidad que había y porque la lluvia fue intensa en muchos momentos de la carrera y es algo muy habitual en Malasia.

Sin embargo por la noche nos encontramos con un clima diferente y quedan a un lado la lluvia y el intenso calor, por lo que las noches en Malasia son muy agradables y recomendables para disfrutar y salir. Estas agradables temperaturas hace que la actividad por la noche sea muy interesante y seguro te hará disfrutar mucho el hecho de poder descansar del intenso calor durante toda la noche. Es un clima como vemos de lo más peculiar, con tres momentos del día muy diferenciados y conocerlos es vital para disfrutar mucho más de nuestro viaje por este país.

Foto|Arpem