sepang-f1.jpg

Ayer en Malasia se vivió una jornada de deporte de lo más agradable, gracias a la celebración el GP de Malasia. Se trata de una prueba realmente muy apasionante y lo que se pudo ver es que los aficionados no faltaron al circuito y estuvieron en la zona del césped del circuito, que suele ser una de las vistas habituales que presenta esta carra tan especial de Fórmula 1, especial porque la climatología puede cambiar en cualquier momento.

Recordemos que la lluvia suele aparecer de forma torrencial, aunque por suerte en la carrera de ayer no tuvimos que asistir a ningún tipo de lluvia, lo que permitió que el espectáculo fuera realmente apasionante, aunque el resultado no fue ni mucho menos para los intereses de los españoles. De todos modos tanto los malayos como los espectadores desde sus casa, pudimos ver una carrera emocionante, que es de lo que se trata y es precisamente lo que todos los malayos quieren a la hora de entrar en el circuito.

Es una carrera muy esperada cada año y siempre es un bonito espectáculo que ninguno de los aficionados a la Fórmula 1 quiere perderse. El clima de Malasia es cuanto menos muy especial y hace que la carrera sea más dura todavía por las elevadas temperaturas, la gran humedad y también por las características de la pista, lo que permite que los espectadores puedan disfrutar de una carrera impredecible, mucho más que otras carreras y los ciudadanos que acuden a la carrera suelen disfrutar mucho también.

Foto|Flickr